lunes, 30 de diciembre de 2019

Otra visita al Forat Micó

Los estratos de la galería superior son espectaculares

Hace unos dos años ya visité la cavidad, pero en este paisaje tan singular las posibilidades para hacer fotos son enormes. Aprovecho para fotografiar lo que me había quedado pendiente, así solo tengo que sacar todo el equipo en un lugar concreto y el resto lo hago con una pequeña cámara acuática. El ambiente de la cavidad es muy peligroso para los aparatos electrónicos y prefiero no arriesgar demasiado. Tengo que extremar la precaución al manipular la cámara y los flashes, aquí dentro todo es sal, y con la presencia de agua se convierte en una sopa de electrolitos letal.














La cavidad es un sinuoso meandro con algunos pasos algo justillos







Un pequeño río de sal 


En algunos lugares se pueden distinguir los tres tipos de sal que forman el afloramiento