domingo, 4 de noviembre de 2018

Cova d'es Pont


Acabo mi fugaz estancia en Mallorca con una visita a esta curiosa cavidad. La boca de entrada es en realidad un pozo, un hundimiento de la bóveda de la galería en uno delos puntos más cercanos a la superfície. Unas escaleras sobre el puente que da nombre a la cueva, construido con piedras hasta una gran roca prominente para un intento de explotación turística nos permiten acceder con comodidad. 

La cavidad, que está protegida y cuya visita requiere autorización, tiene diversas zonas inundadas, y después de varios días de lluvias intensas algún lago presenta un color mucho más arcilloso que cristalino. Recorrido totalmente acuático que complica el tema de la fotografía. Me limito a llevar una cámara resistente al agua y dejo el equipo habitual en casa. Como mucho, intento aprovechar las luces de los frontales, aunque la mezcla con el flash de la cámara no es muy recomendable.


















miércoles, 31 de octubre de 2018

Na Mitjana


Finde de espele en Mallorca con AVCaving. Hacía un tiempo que no veía a mis colegas, ya tocaba. Nuestra intención era otra pero la meteo nos condiciona a cambiar los planes, la meteo pronostica mucha agua, empieza el día con lluvia y tenemos que buscar algo más sencillo. Nos dirigimos entonces a esta pequeña cavidad, está bastante adornada y no defrauda, resulta muy fotogénica. Posee algunos gours de agua salada con fondo arenoso que le dan un toque especial. Mientras estamos dentro la tormenta arrecia y de vez en cuando se nota el oleaje exterior. En otro tiempo una escalera metálica facilitaba el acceso, lo que ha tenido sus consecuencias. El pocillo de entrada condiciona las visitas, es necesaria la técnica de cuerda.





















lunes, 22 de octubre de 2018

Avenc dels Pouetons




En el conglomerado de la montaña de Montserrat se abre esta sima de dimensiones bastante modestas pero con un atractivo innegable. Sobre el perfil tectónico característico de estas cavidades se añade el trabajo reconstructivo del agua, siempre presente en algunos rincones.

El primer pozo está formado por dos bocas de entrada que convergen en una sala intermedia con una fuerte rampa que desemboca en otra vertical. Es, quizás, la parte más estética de la cavidad; en un extremo de la sala hay una serie de gours colgados que rebosan agua después de las últimasi precipitaciones regando con generosidad la segunda parte del pozo. Difícil poder fotografiar los gours, están alejados de la vertical, no hay una base estable y has de estar siempre atado para no irte pozo abajo.

En la base del pozo, seguimos por una estrecha grieta por la que deberemos empotrarnos para subir. Un nuevo resalte nos lleva a una diaclasa que será el eje de la cavidad, donde se alternarán pequeños bloques, oposiciones en pasos desfondados y dos pozos más que nos dejarán en la cota final. 


En la base del pozo de entrada deberemos subir por una estrecha grieta, en esta ocasión más mojada y resbaladiza 



Pasos desfondados que superamos en oposición 



El característico tercer pozo de la cavidad, o Pou de la Biga, así denominado porque en su tiempo había una viga de hierro enclastada en lo alto para atar la cuerda. Las paredes se abren a medida que bajas, y una de ellas es una placa que presenta una clara erosión 



Mis colegas tienen la costumbre de usar las cuerdas de tipo L, de 8 mm, made in France. Son bastante rápidas en el descenso y tienen más elasticidad, aunque a la hora de subir el comportamiento es bueno... dan un poco de yuyu, pero si los franceses las usan....


Aquí arriba estaba la viga empotrada entre ambas paredes. En la cavidad coincidimos con otro grupo.  



La base del pozo de entrada