domingo, 25 de diciembre de 2016

Coventosa


El sistema Cueto-Coventosa-Cuvera es un complejo subterráneo que tiene unos 35 km de desarrollo y un desnivel de 830 m entre la boca superior, la de la sima del Cueto, y la surgencia del río por la cueva Cuvera. Se localiza en el valle del río Asón, en el municipio de Arredondo, Cantabria.




La cueva de Coventosa es un laberinto de galerías fósiles, algunas con dimensiones espectaculares, con salas y rincones muy adornados, que enlazan con el río del sistema. Las posibilidades fotográficas que tiene son enormes, por lo general acabas de hacer fotos cuando se te acaban las pilas de los flashes o cuando se te acaba el tiempo.

















martes, 20 de diciembre de 2016

Forat de la Barraca



La cavidad se localiza en el macizo de Garraf, en el margen izquierdo del Fondo de la Troneda, unos 200 metros antes de llegar al Corral de la Troneda, según bajamos. Está al lado de una barraca de piedra seca derruida, a unos 20 m por encima de la línea de aguas, en una zona de antiguos bancales ahora ocupados por denso matorral y algunos pinos.







Consta de dos pequeños husos verticales y paralelos, uno de los cuales se ha abierto al exterior por una boca de dimensiones bastante ajustadas. La sima es pequeña, no tiene mucho espacio dentro y no admite mucha gente, pero está muy cristalizada y bien se merece una visita, parece una geoda. Pero hay que ser muy respetuoso, nuestra presencia siempre afecta y en los últimos tiempos parece que se ha frecuentado más que en los casi cien años que hace que se conoce.










viernes, 16 de diciembre de 2016

Avenc Jordi Verdiell



Esta pequeña cavidad se localiza en las montañas del Ordal, en el macizo de Garraf. Llegamos a ella por la pista forestal que desde el Coll d’Ordal se dirige hacia el Coll d’Esteles. Después de una marcada subida encontraremos un cruce, seguimos por la izquierda y en 200 metros veremos el sendero señalizado con mojones que baja hacia la cavidad. La primera vez que vine, hace un montón de años ya, me costó mucho localizarlo; ahora, con la obertura de nuevas pistas que te permiten dejar el coche a escasos 10 minutos y la inestimable ayuda del GPS, es fácil llegar a él.
















Está muy concrecionada y adornada por unas curiosas formaciones excéntricas de calcita, poco frecuentes en la zona. Consta de un pozo de 15 metros que nos permite acceder a una pequeña galería, en un extremo de la cual una sucesión de pasos a cada cual más estrecho, nos lleva a salas bastante pequeñas en las que las excéntricas adornan las paredes. A pesar de que el espacio es reducido, las posibilidades fotográficas son grandes.